19 diciembre 2006

Restos arqueológicos en paseo Ciencias

Las piezas están siendo resguardadas por el CRU. Entre ellas se encuentra una corona de plomo de principios del siglo XX. Las piezas, en su mayoría de piedra, cuentan la vida cotidiana de los primeros maracaiberos. Instituto de Patrimonio hará exposición.

La importancia histórica y cultural del casco central de Maracaibo, área del paseo Ciencias, se puso una vez más en evidencia con el reciente hallazgo de unas dos mil piezas arqueológicas en la manzana de la iglesia a Santa Bárbara. Las piezas fueron localizadas luego de un estudio solicitado por el Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), tras los trabajos de remodelación que realiza el Centro Rafael Urdaneta en el área. Aníbal Carballo, quien realizó la investigación, estima que los “objetos encontrados, posiblemente estén asociados a los vestigios de la Pitía, localizados en la Guajira en la década de los 50”. Se trataría de la ciudad que existió en el año 900 después de Cristo. Hay vestigios, además, del poblado que datan de los siglos XVI, XVII y XVIII. Elementos del período colonial y republicano. Texto: Milagros Palomares

La pieza, junto con otros 2.000 objetos, fue recolectada en las labores de remodelación del casco central. Se efectuó un estudio arqueológico que duró un mes. Los materiales encontrados comprenden el patrimonio cultural de la zona.

Unas 2.000 piezas arqueológicas, entre las que se encontraba en perfecto estado una corona de plomo que data de principios del siglo XX, fueron halladas durante las excavaciones en el área histórica del casco central de Maracaibo.

Estas reliquias se encontraron recientemente, en el sub sector uno, manzana de la iglesia Santa Bárbara, luego de que el Instituto de Patrimonio Cultural (IPC) solicitara el estudio al Centro Rafael Urdaneta (CRU), producto de la intervención de los trabajos del Paseo Ciencias.

Se prevé que en enero de 2007 se realicen nuevas excavaciones en el traspatio de la Catedral de Maracaibo, según informó ayer a este diario, el arqueólogo Aníbal Carballo, quien efectuó la investigación.

“Este estudio tiene mucha relevancia porque los objetos encontrados, posiblemente estén asociados a los vestigios de la Pitía, restos localizados en la zona de la Guajira en la década de los 50 por el profesor y arqueólogo José María Cruxent”.

Se estaría hablando de 900 años después de Cristo, a decir del investigador, adscrito al Instituto de Antropología de Caracas.

En el estudio observaron los vestigios de un poblamiento primario, que data del siglo XVI, XVII y XVIII, así como también elementos del período colonial tardío y republicano.

“Otros artefactos en piedra como un fogón dan indicios de los pasajes de la vida de los primeros habitantes marabinos”, acotó el arqueólogo.

Tesoro zuliano

Lenín Calderón, coordinador regional del IPC, confirmó el hallazgo del tesoro arqueológico y apoyó el procedimiento del CRU, que actuó bajo los parámetros de la ley.

“Solicitaremos la incorporación de personal interesado en el área, como la gente del laboratorio de arqueología de la Facultad Experimental de Ciencias de LUZ”, propuso Calderón a la vez que enfatizó el resguardo del material y la posibilidad sacarle provecho pedagógico.

La arquitecta Marianela Pérez, de la gerencia de diseño del CRU, comentó que las piezas se encuentran bajo el resguardo del Centro Rafael Urdaneta y por normativas del IPC deben permanecer en su lugar de origen..

“Se hará contacto con los museos de la ciudad para preparar exposiciones permanentes a la vista del todo el público”, dijo.

Fuente: Panorama