22 junio 2006

Localizadas 48 villas romanas en el antiguo Ager Tarraconensis


Tarragona. (EFE).- El grupo multidisciplinar que participa en el ambicioso proyecto sobre el paisaje arqueológico antiguo en el Ager Tarraconensis, entre los años 500 a.C. y 712 d.C., ha localizado en este territorio un total de 48 villas romanas, la mitad de ellas “de lujo”.

El proyecto, impulsado por el Institut Català d'Arqueologia Clàssica (ICAC) y el Institut d'Estudis Catalanss (IEC) y titulado 'Estudio del paisaje arqueológico antiguo en el Ager Tarraconensis (a la derecha del río Francolí)', se inició hace un año y prevé el estudio integral del territorio desde la época ibérica.

Abarca estudios del poblado, la articulación del territorio y su red viaria, así como de paleo-botánica, desde la evolución de la vegetación y de los cultivos hasta la de la fauna y del clima, y de geología, atendiendo a aspectos como la sedimentología, la edafología o los recursos hídricos y minerales.

Hoy se ha reunido en el Museu Salvador Vila-seca de Reus la comisión de seguimiento del proyecto para poner en común los resultados de este primer año de trabajo, que se condensan en la elaboración del primer mapa de reconstrucción paisajística del 'territorium' del Campo de Tarraco.

Según ha explicado en una rueda de prensa Josep Guitart, director del ICAC, se han documentado un total de 119 yacimientos, la mayor parte de los cuales “concentrados en determinadas zonas”, que se corresponderían, sobre todo, con los actuales municipios de Salou, Cambrils, Constantí y Reus.

Uno de los datos más interesantes que se recogen en este mapa es la localización de “un total de 48 antiguas villas romanas”, explotaciones agrícolas que, a la vez, eran casas señoriales y que “probablemente pertenecían a ciudadanos que vivían en Tarraco”, ha destacado Guitart.

La mitad de estas 48 villas eran “de alto nivel” ya que se han encontrado restos de decoraciones de mármol, como esculturas o decoración, lo que hace pensar a los expertos que en el Ager Tarraconensis se concentraba “una proporción muy alta de riqueza”.

El proyecto, en el que participan 20 profesionales, la mayor parte arqueólogos, aunque también hay geólogos y otros specialistas, se ejecutará durante tres años más y, en el próximo ejercicio, está previsto realizar prospecciones intensivas mediante la delimitación de franjas en el territorio, así como algunas excavaciones. En esta primera campaña, se ha excavado únicamente en el yacimiento 'Molins Nous' de Riudoms, donde se han documentado “restos de un molino de aceite de la época bajo-imperial”, ha señalado Marta Prevosti, coordinadora del proyecto.

Está previsto que en el cuarto año desde el inicio del proyecto se redacte el libro o libros y los artículos científicos resultado de la investigación, que se enmarca en el proyecto 'Forma Orbis Romanì, de la Unión Académica Internacional, que tiene por objetivo dibujar un mapa de todo el Imperio romano.

Fuente: La Vanguardia