04 diciembre 2007

Teruel: Patrimonio compra las fincas donde se ubican dos yacimientos iberos

El Consorcio Ibérico adquiere terrenos en Valdeltormo y Foz Calanda y negocia compras de parcelas con importantes restos arqueológicos en Cretas, Calaceite, Alcañiz y Oliete.

El Consorcio de Patrimonio Ibérico de Aragón -formado por la DGA, diputaciones provinciales y comarcas- ha adquirido dos fincas privadas de Valdeltormo y Foz Calanda en las que se encuentran importantes yacimientos de la Ruta Iberos en el Bajo Aragón. El objetivo a corto plazo es adquirir otros cuatro terrenos más para que, en 2008, 19 enclaves bajoaragoneses con relevantes restos ibéricos sean de propiedad pública.

En concreto, en esta primera adquisición se han invertido unos 10.000 euros en comprar 15.000 metros cuadrados de monte que rodean al yacimiento de Torre Cremada, en la localidad matarrañense de Valdeltormo; y 7.000 metros cuadrados de regadío en Foz Calanda, donde se encuentran los hornos de Mas de Moreno, uno de los enclaves cerámicos más importantes de España.

Torre Cremada cuenta con una parte excavada, ibero-romana, en la que se levanta un torreón de diez metros de alto, de planta ovalada y construido con grandes sillares. En la zona baja del monte existe un poblado ibero todavía sin excavar. Este yacimiento fue descubierto en 1922. Hace doce años comenzaron los trabajos de recuperación, que se prolongaron hasta 1999 y que fueron dirigidos por José Antonio Benavente, en la actualidad director del Consorcio. En la recuperación de Torre Cremada participaron la Universidad de Toulouse y la Casa Velázquez. Este yacimiento se sitúa a unos tres kilómetros del sur de Valdeltormo, junto al río Matarraña. La zona ya está señalizada y cuenta con paneles interpretativos.

Por su parte, los hornos del Mas de Moreno continúan en período de excavación. Se trata de uno de los más importantes hallazgos cerámicos del país y se remontan a los siglos I antes de Cristo y I después de Cristo. De momento, se han encontrado cuatro hornos ibero-romanos de los que se conserva en buen estado la parte inferior. Este hallazgo muestra los inicios de la tradición alfarera bajoaragonesa. De hecho, han aparecido cuños y sellos cerámicos en latín e ibero. Los hornos están alineados en batería, a modo de pequeña fábrica de cerámica. El Consorcio del Patrimonio Ibérico todavía debe adquirir una parcela de 6.000 metros cuadrados para poder cubrir y salvaguardar el yacimiento.

Mas de Moreno se sitúa en la margen izquierda del río Guadalopillo, en un área agrícola y cercana a la carretera N-211. Por los numerosos restos cerámicos encontrados, se cree que esta zona bajoaragonesa estuvo muy poblada en época de los iberos.

Con la adquisición de estos terrenos, el Consorcio de Patrimonio Ibérico podrá proteger los yacimientos de agresiones externas, como por ejemplo la que se produjo en 2006 en Mas de Moreno a consecuencia de movimientos de tierra tras los que dos hornos fueron seccionados por máquinas excavadoras.

En los próximos meses, se comprarán las fincas de los yacimientos de El Castellans (Cretas-Calaceite), Tossal Redó (Calaceite), El Palao (Alcañiz) y San Pedro (Oliete). El Consorcio colaborará con ayuntamientos, diputaciones provinciales y comarcas para facilitar la protección de los yacimientos que integran la ruta bajoaragonesa.

Paralelamente, el Consorcio de Patrimonio Ibérico trabaja en los centros de interpretación de la Ruta del Bajo Aragón. En los últimos meses se han abierto en Oliete y Valdeltormo. Se espera que el centro de visitantes de Cretas esté terminado a finales de año y el de Mazaleón en enero de 2008. Este mes se comenzará a reformar la sede de Azaila y se iniciarán los trabajos para abrir uno en Alcorisa. En la segunda mitad del año que viene, estará construido el de la capital bajoaragonesa, y quedarán pendientes únicamente los de Caspe y Andorra.

Fuente: El Heraldo